martes, 13 de diciembre de 2016

La emergencia habitacional, eje central de la IV Jornada de la Cátedra Zaragoza Vivienda que se celebrará el próximo viernes

La Universidad de Zaragoza y el Ayuntamiento reúnen a destacados expertos para debatir sobre propuestas de actuación en esta materia.

La jornada tendrá lugar el viernes 16 de diciembre, en el Paraninfo, con acceso gratuito previa inscripción a través de la web catedrazaragozavivienda.wordpress.com

La protección del derecho a vivienda está subordinada a las reglamentaciones estatales y autonómicas, pero es en el ámbito local donde se manifiesta por su cercanía la necesidad de la ciudadanía y la búsqueda de respuestas adaptadas a las dificultades derivadas en los últimos tiempos de la crisis económica y financiera. Por eso, la IV Jornada de la Cátedra Zaragoza Vivienda de la Universidad de Zaragoza tendrá como eje central “La emergencia habitacional” y buscará la reflexión y el debate sobre cómo los ayuntamientos y gobiernos autonómicos, trabajando con el resto de los agentes sociales, pueden contribuir a la transformación social con respuestas adaptadas a los cambios detectados. La jornada, dirigida a técnicos, profesores, alumnado, vecinos y vecinas y empresas, se celebrará el próximo viernes 16 de diciembre por la mañana en la Sala Sinués del edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, con acceso gratuito previa inscripción (acceso a inscripciones en este enlace). 


Este foro contará con la participación destacada del experto Max Gigling, Doctor en Psicología Social e investigador en políticas y estadísticas de vivienda, que presentará un análisis de la seguridad de tenencia que se ofrece a los inquilinos y las inquilinas en España, en comparación con Alemania o Francia, para apuntar posibles líneas de actuación, en particular con respecto a la Ley de Arrendamientos Urbanos. Bajo el título “Emergencia habitacional y propuestas emergentes: cooperativas y modelos sostenibles de arrendamientos”, la ponencia planteará cómo en España se garantiza de manera insuficiente el derecho a la estabilidad de tenencia, que acarrean efectos negativos como: aumentar el riesgo de exclusión residencial, facilitar la creación de una burbuja de alquileres, dificultar considerablemente la implementación de medidas como las ayudas al alquiler, e incluso generar un mercado difícil para los propietarios que desean alquilar su piso. Su intervención también señalará a las Cooperativas como posible solución para una parte de la población con dificultades de acceso a una vivienda, y presentará como ejemplo el modelo quebequés de cooperativas de habitación, que ofrece vivienda asequible en alquiler desde hace 40 años.

La jornada contará además con la participación de Cáritas, Fundación RAIS y Stop Deshaucios, representadas por Marisa López, Noemí García y Concha Cano, respectivamente, en una mesa redonda sobre “Alternativas a la crisis habitacional desde la iniciativa social”. Y sobre los retos y propuestas de la intervención pública en vivienda social intervendrán Maite Andreu, Directora General de Vivienda del Gobierno de Aragón, y Pablo Hijar, Concejal Delegado de Vivienda y Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza. La Directora de la Cátedra Zaragoza Vivienda, Belinda López, coordina la jornada junto con Pilar Aguerri, Jefa del Área de Gestión Social y Alquileres de Zaragoza Vivienda y Carmen Gallego, Profesora Titular de Antropología Social y Cultural de la Universidad de Zaragoza, ambas miembros de la Comisión Técnica Asesora de la Cátedra Zaragoza Vivienda.

Premios 2016 de la Cátedra Zaragoza Vivienda 


La jornada concluirá con la entrega de los Premios de investigación 2015 de la Cátedra Zaragoza Vivienda a estudiantes, investigadores y ciudadanos y con la publicación de la adjudicación de Ayudas de investigación 2015. Durante el acto se conocerán los galardones a los mejores proyectos Fin de Estudios, publicaciones académicas en acceso abierto y otros trabajos de investigación sobre la ciudad de Zaragoza o de aplicación a la misma, e igualmente se darán a conocer los proyectos de investigación concedidos para su desarrollo. Finalmente se anunciarán las nuevas convocatorias de premios y ayudas de investigación 2016/2017.

Datos de vivienda en Zaragoza

Tenencia segura, para proteger contra desalojos; disponibilidad de infraestructura y servicios como agua potable y electricidad; asequibilidad, habitabilidad y accesibilidad, son algunos de los criterios que la ONU considera que deben ser cumplidos para que una vivienda sea adecuada. En esta línea, el Ayuntamiento de Zaragoza, que ha incluido las políticas de vivienda en el área de Derechos Sociales, está incrementando la inversión presupuestaria para aumentar su parque de vivienda social en alquiler, que actualmente se sitúa en 1880 viviendas. Zaragoza Vivienda está desarrollando un programa para facilitar la puesta en alquiler de viviendas vacías, con muchas ventajas para el propietario y realizando toda la gestión del arrendamiento. Los pisos son puestos a disposición del programa de vivienda social, contando con todos los apoyos económicos y sociales. Los datos cambian cada día, pero el más reciente apunta 250 viviendas en proceso de cesión, 100 en bolsa y 89 ya alquiladas.



La crisis hipotecaria ha hecho que la vivienda en propiedad no sea una alternativa general para la población, especialmente la más vulnerable. En la actualidad Zaragoza cuenta con 14.600 viviendas nuevas sin vender. La ‘Cuota de esfuerzo’, cómo llaman los expertos al porcentaje de ingresos familiares que se destinan a pagar una hipoteca, llegó a superar, en máximos históricos, el 33% en España y ahora se ha reducido al 21%. En Zaragoza se ha pasado del 29 al 18%, el equivalente a algo más de cuatro años de salario. 

En España predomina la tenencia de vivienda en propiedad, frente al alquiler. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, hay 538.555 hogares en Aragón, y 430.284 en propiedad, lo que significa un 80% de las viviendas en propiedad. El alquiler privado, además de reducido, es de baja calidad : en el 70% de los pisos en régimen de alquiler se detectan problemas como escasez de luz natural en alguna habitación, ruidos, contaminación, suciedad, u otros problemas como violencia o vandalismo en la zona. Por último, el alquiler social puede ser un recurso importante para la ciudad, ofreciendo vivienda de calidad y precio asequible a la ciudadanía. En España, el alquiler social es muy reducido: 2% frente al 15% de media en Europa. En Zaragoza, el Ayuntamiento tiene entre sus objetivos aumentar el número de estas viviendas, que ya se sitúan en 1880.

Algunos datos económicos muestran la precariedad y dificultad de las unidades de convivencia aragonesas para afrontar los gastos relacionados con el alojamiento: el 22% de los hogares aragoneses ingresa menos de 14.000€ anuales, el 20% llega con dificultad o mucha dificultad a fin de mes y el gasto medio anual en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros es de 8.631 €

Entre los residentes en vivienda social, los datos muestran una mayor precariedad económica: el 62% ingresa menos de 1,5 IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) anuales. Por ello, en las viviendas sociales municipales se realiza una adaptación de la renta mensual a los ingresos de los inquilinos: 20% de sus ingresos, si estos son menor de 1,25 del IPREM, 30% de sus ingresos, si estos superan 1,2 del IPREM, con un alquiler mínimo mensual de 85 € incluida comunidad. 

DESAHUCIOS

La cifra de lanzamientos practicados durante el tercer trimestre de 2016 en Aragón ha disminuido en un 0,6% respecto al mismo trimestre del año anterior, pasando de 335 a 333, según datos del informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales” (Fuente: Consejo General del Poder Judicial, ver enlace). El informe refleja una caída del 7,6% en los lanzamientos consecuencia de ejecuciones hipotecarias y un aumento del 2,1% de los registrados por impago del alquiler.

El Ayuntamiento de Zaragoza puso en marcha la Oficina Municipal de Vivienda en julio de 2015, que incluye un programa de intermediación en situaciones de deuda hipotecaria o de alquiler, así como asesoría en materia de vulnerabilidad energética. Entre los 552 casos atendidos por la Oficina (julio 2015-noviemre 2016), el 71 % se trata de desahucios arrendamiento. Mientras que el 29 % provienen de ejecuciones hipotecarias.

VULNERABILIDAD ENERGÉTICA 
El Ayuntamiento destinó entre junio de 2015 y noviembre de 2016, casi 780.000 euros a ayudas de urgente necesidad relacionadas con el suministro eléctrico. Esta cifra se concreta en un total de 6.300 ayudas. Además de la asesoría energética como parte de la Oficina de Vivienda, se han puesto en marcha varios proyectos pilotos de la mano de Zaragoza Vivienda, relacionados con la monitorización de viviendas para evitar situaciones de no confort, la mejora de eficiencia energética en viviendas sociales del Casco Histórico y el acompañamiento socio energético (que incluye la valoración de posibles mejoras en la contratación energética, en la calidad de las instalaciones de la vivienda para evitar pérdidas de calor, en cambio de comportamientos, etc).

NUEVAS FORMAS DE ALOJAMIENTO

El Ayuntamiento de Zaragoza cedió después del verano cinco pisos al proyecto Hábitat de la Fundación Rais para transeúntes crónicos que llevaban años viviendo en las calles de la ciudad. Personas que vuelven a tener la oportunidad de cosas tan básicas como redescubrir lo que es la intimidad, dormir en un lugar seguro o cocinar su propia comida. En 2017, Zaragoza Vivienda aportará otros cinco pisos más. 


El proyecto Hábitat surge para aplicar en España un método que comenzó a utilizarse en otros países para afrontar el 'sinhogarismo'. Se conoce como 'Housing First' y parte de un concepto muy simple: lo primero es tener casa. De modo que la Fundación Rais promueve que se faciliten viviendas accesibles, unipersonales y permanentes a los individuos sin hogar más vulnerables. Aquellos que llevan más de cinco años en la calle y que arrastran problemas de salud mental, adicciones o alguna discapacidad. Sólo en Zaragoza viven casi quinientas y se sabe que gran parte de ellas encuentran cobijo en entidades como el Albergue municipal, el albergue general, el Refugio o los alojamientos de la Parroquia del Carmen. El informe especial del Justicia de Aragón sobre personas en situación de exclusión social en la Comunidad apunta que los transeúntes actuales llevan, de media, cerca de cuatro años.


REHABILITACION

Desde 1989, el Ayuntamiento de Zaragoza a través de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, viene desarrollando políticas de rehabilitación urbana. En el ámbito del fomento a la rehabilitación privada, se han concedido ayudas por un importe de 61.152.544 € de los que se han beneficiado 3.612 edificios y más de 41.678 beneficiarios en toda la ciudad. Actualmente está abierta la convocatoria de ayudas económicas a la rehabilitación por casi 1,9 millones de euros, que se prevé incrementar en 2017 hasta 2,8 millones.

Gabinete de Comunicación: IDEASAMARES - 976 207 878

No hay comentarios: