martes, 25 de octubre de 2016

La Red Aragonesa de Entidades para la Inclusión pide "rapidez, consenso y entendimiento" para la puesta en marcha de la Renta Básica de Aragón


Las consejeras de Derechos Sociales del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Zaragoza, coinciden en que se deben garantizar rentas dignas que no estigmaticen más a las personas vulnerables

“Rapidez, consenso y entendimiento" para la puesta en marcha de la Renta Básica de Aragón, ésta es la petición que ha transmitido a la clase política la Red Aragonesa de Entidades para la Inclusión en sus IV Jornadas “El Aragón que queremos” que ha celebrado para reflexionar sobre los procesos de revisión que requieren los sistemas de rentas mínimas ante la creciente desigualdad social. Por parte de la red, su presidente, Daniel Gimeno y Marisa Esteve han presentado las conclusiones de este importante foro para poner sobre la mesa la necesidad de mejoras urgentes: “el complejo sistema de rentas mínimas tiene una gestión burocrática tan tremenda que choca con la agilidad y eficacia, mientras ue las situaciones de pobreza y creciente desigualdad existentes exigen actuaciones urgentes” 
 
En esta misma línea, han señalado que “hasta ahora se ha estado dando más importancia en los modelos de gestión al control de requisitos que al objetivo prioritario que es el de garantizar la inclusión”. Por ello, han destacado que hay que revisar los planteamientos para “que la gestión sea realmente transversal en la administración, y no sólo una competencia de Servicios Sociales”. Asimismo, durante las jornadas se han podido comparar las diferencias de las prestaciones y sus aplicación en distintos territorios (se han visto los ejemplos de País Vasco y Navarra), por lo que se reivindica un marco de legislación común “porque los derechos sociales son de las personas y no cabe ninguna discriminación por el lugar en el que se habita”.

Todos estos planteamientos expuestos por la Red Aragonesa de Entidades para la Inclusión han encontrado respaldo y sintonía por parte de las consejeras de Derechos Sociales del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Zaragoza, María Victoria Broto y Luisa Broto, que han asistido a la presentación de conclusiones de las jornadas. Ambas han ratificado el compromiso de las instituciones que representan “en priorizar la cobertura de necesidades básicas con rentas dignas, como derecho subjetivo y de ciudadanía”. No se puede seguir culpabilizando, han coincidido, a las personas vulnerables de su situación, y han puesto en valor un dato que se ha puesto sobre la mesa en este foro y que descarta cualquier argumento sobre posibles abusos: "las estadísticas demuestran que el supuesto fraude que se puede dar en la percepción de estas prestaciones no llega al 0,3%”. 
 

“Una economía justa al servicio de las personas, es posible”

Durante dos días, este importante foro ha reunido a destacados técnicos y expertos en rentas mínimas. “Una economía justa al servicio de las personas, es posible”, ha sido el mensaje central de la ponencia de Juan Gimeno, Catedrático de Economía Aplicada y presidente de Economistas sin Fronteras, cuyo planteamiento defiende la renta básica para corregir enormes injusticias cómo la pobreza infantil y el hecho de que la protección familiar en España esté a la cola de Europa. Más allá de la renta básica, Gimeno ha llevado el debate también hasta la propuesta de renta universal, ya que considera que colectivos como las mujeres no incorporadas al mundo laboral y los niños “son los grandes olvidados de un confuso y complejo sistema de garantía de rentas de carácter incompletamente universal”.
También se ha contado entre los ponentes con varios representantes de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social: Graciela Malgesini (EAPN España), Alfonso López (EAPN Euskadi) y Eliana Alemán (EAPN Navarra). Y sobre el proceso impulsado para el proyecto de Renta Básica de Aragón, la exposición ha corrido a cargo de Miguel Ángel Morel, asesor técnico del IASS.

 
El proyecto de Renta Social Básica en Aragón
Aragón se encuentra a la espera de la Ley de Renta Social Básica que en breve se debatirá en las Cortes. Una inmensa mayoría de las personas con las que se trabaja desde las 49 organizaciones que integran la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión son susceptibles de ser perceptores de dicha renta. Una prestación social que se plantea como un derecho básico, subjetivo y de ciudadanía, que pretende garantizar a la vez una cuantía económica mínima con la que las personas con carencia de patrimonio e ingresos suficientes puedan cubrir sus necesidades y la puesta en marcha de servicios técnicos y profesionales que hagan posible el derecho a la inclusión mediante el acompañamiento y el apoyo a la integración de las personas que así lo precisen y demanden. La futura ley pretende dar respuesta a las nuevas situaciones de desigualdad y perfiles de pobreza surgidos de la crisis económica, estimándose que podría beneficiar a 15.000 aragoneses.

A través de programas de atención directa a personas en situación o riesgo de exclusión social las ONG de la Red Aragonesa de Entidades Sociales atendieron en 2015 a más de 216.000 personas, con la imprescindible colaboración de 16.800 voluntarios y más de 3.000 profesionales. 
 
Gabinete de Comunicación: IDEASAMARES - 976 207 878

No hay comentarios: