sábado, 11 de junio de 2016

"Reconectar los afectos y las relaciones", un paso más para mejorar el bienestar emocional y construir una sociedad más feliz



Se clausura el III Congreso Internacional, con las intervenciones del Dr. Javier García Campayo sobre las nuevas posibilidades que abre la aplicación terapéutica de la compasión asociada al Mindfulnes, y del experto Carmelo Vázquez sobre Psicología Positiva 

Mayor inteligencia emocional, satisfacción con la vida y conexión social, mayor optimismo, curiosidad y creatividad, mayor iniciativa personal... Estos son algunos de los beneficios demostrados por la aplicación de terapias de compasión asociadas al Mindfulness, y así lo ha explicado hoy el Dr. Javier García Campayo, en su ponencia en el III Congreso Internacional de Mindfulness. Son sin duda objetivos tan deseables como necesarios los que se consiguen con esta novedosa terapia de tercera generación, cuya denominación en castellano, sin embargo, tiene poca aceptación, porque el término compasión se asocia con lástima, y no con afecto y capacidad de empatía y conexión social, que es su verdadera acepción desde el punto de vista de la psicología. De hecho, si el estudio y aplicación del Mindfulness tiene 30 años de recorrido en países anglosajones y hace unos cinco años que ha comenzado a despegar su aplicación terapéutica en España, en el caso de las terapias de compasión, los estudios son todavía mucho más recientes y apenas hay bibliografía en español.

“Mindfulness y compasión. La nueva revolución” es, entre otros, uno de los títulos publicados sobre esta materia por el Dr. Javier García Campayo, uno de los más reputados impulsores del mindfulness en España y director del prestigioso Master de la Universidad de Zaragoza. García Campayo explica que los seres humanos por instinto vivimos en estado de alerta y tenemos una tendencia hacia lo negativo, y en función de cómo haya sido nuestra infancia, somos más o menos confiados o desconfiados hacia los afectos. La tendencia a la crítica, a que esté mal visto que nos valoremos bien a nosotros mismos, provoca conductas obsesivas, perfeccionistas o problemas de culpa o vergüenza, y aparecen enfermedades como la depresión y la ansiedad. Para tratar estas patologías, está demostrada la eficacia de la terapia de compasión que abre nuevas y esperanzadoras vías de investigación tanto en el campo de la salud y tratamientos de diversas patologías, como en su introducción preventiva y eficaz para la mejora del bienestar emocional de la población en general.


 Y es que, lo que pretende la terapia de compasión es conectarnos con el afecto natural que los seres humanos somos capaces de generar a otras personas y a nosotros mismos. Frente a esta capacidad que todos llevamos dentro y que si la potenciamos nos permitiría avanzar hacia una sociedad más feliz, la realidad es que hay que vencer muchas trabas sociales para que la empatía con estas prácticas se extienda. Falta de tiempo, estrés o desconfianza, son excusas habituales para no abrirse a las posibilidades de mejora y bienestar que ofrecen estas prácticas. "Pero poco a poco se están introduciendo ya en programas de la sanidad pública, en hospitales, y se va extendiendo con éxito a otros campos, como la educación y la empresa", explica García Camapayo. La nueva perspectiva de las terapias de compasión "ya están generando estudios muy interesantes para llevar su aplicación a diversos campos y distintos colectivos sociales, por ejemplo, para intervenir en casos de bullying en centros educativos". Eso sí, terapia de compasión y mindfulness son complementarias y deben ir asociadas, insiste el investigador, para desarrollar la atención plena y la compasión y que los aspectos afectivo de la meditación se complementen con el aspecto cognitivo.

Psicología Positiva


La psicología positiva es una rama de la psicología de reciente aparición que busca comprender, a través de la investigación científica, los procesos que subyacen a las cualidades y emociones positivas del ser humano. Sobre el estado actual del conocimiento de esta disciplina ha girado la última conferencia magistral impartida en el III Congreso Internacional de Mindfulness por Carmelo Vázquez, catedrático de Psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid y el mayor especialista en España en esta psicoterapia.



El III Congreso Internacional de Mindfulness se clausura hoy en Zaragoza, que ha vuelto a ser centro de referencia nacional e internacional de la investigación en Mindfulness al reunir en este evento científico de máximo nivel a los más destacados expertos e investigadores del panorama mundial. Organizado por el prestigioso Máster de Mindfulness de la Universad de Zaragoza, concluye con gran éxito de participación y un balance altamente positivo, tras cuatro días de máximo nivel de ponencias, estudios científicos presentados y talleres de práctica y formación en los que han participado cerca de 600 personas, la mayoría profesionales del área de la salud, la educación, y también de la empresa y otros ámbitos a los que se está extediendo el interés cada vez más creciente por las terapias de atención plena y sus beneficios para la salud y el bienestar emocional. 



 Gabinete de Comunicación: IDEASAMARES - 976 207 878

No hay comentarios: