sábado, 17 de enero de 2015

La cultura enfocada desde la educación, la creación de empleo y la transversalidad, claves apuntadas en la jornada temática organizada por la Fundación María Domínguez



Significados representantes de la cultura en Aragón han puesto hoy sobre la mesa que tiene que haber políticas coherentes con un sector que no pide ni discursos mitificadores ni comulga con el “abandono absoluto” al que, consideran, están llevando las actuales políticas públicas. La Fundación María Domínguez ha promovido el debate con la jornada que durante todo el día de hoy está reuniendo a creadores, gestores y agentes culturales públicos y privados. “Industrias culturales” ha sido el coloquio que ha abierto la jornada, en la que la pintora Lina Vila ha defendido la importancia de que la educación contemple la cultura con la importancia que merece; una argumentación que el promotor musical, Chema Fernández ha evidenciado al señalar cómo las nuevas tendencias están llevando a las aulas temarios “con los que los niños aprenden antes a hacer facturas que a escribir poemas”.  La directora de cine Paula Ortiz, ha defendido la proyección de una identidad cultural y el editor Oscar Sipán, ha puesto sobre la mesa cómo la falta de apoyos se contrapone a la calidad y reconocimiento que están proyectando los 
creadores desde Aragón.


 En la segunda mesa del día, se ha puesto el foco directamente sobre “Políticas públicas en materia de cultura”. Recuperar presencia nacional en la programación cultural de Zaragoza y Aragón, y estimular la aparición de nuevos creadores, ha sido la tesis defendida por Juan Bolea, escritor y asesor de la Feria del Libro de Zaragoza. Rafael Campos, director de escena y gerente del Teatro Principal, ha planteado el momento de confusión que está generando los nuevos soportes, las nuevas formas de creación, “por lo que no cabe hablar de gestión cultural con los mismos parámetros que hace veinte años”.  Juanjo Javierre, músico y gestor del Festival Periferias, y Michel Zarzuela, coordinador de Ebrópolis, han completado con su experiencia de gestión la argumentación de este interesante debate.

La mañana ha concluido con el estreno del documental "María Domínguez, la palabra libre", dirigido por Vicky Calavia, que ha realizado un destacado trabajo de recuperación de testimonios y análisis sobre esta figura pionera, que fue la primera alcaldesa de España y una gran defensora de la educación y la cultura como valores de progreso.

La suma del activismo cultural y de una planificación estratégica por parte de los agentes públicos y privado ha sido la propuesta de la última mesa de debate celebrada en la jornada de reflexión sobre “Cultura e industrias culturales en Aragón” organizada hoy por la Fundación María Domínguez. La voz al debate de los “Agentes culturales privados” la han puesto Eva Cosculluela, de la librería Los Portadores de Sueños, Javier Anós, gestor cultural y de arte escénica, y Miriam Monterde, gestora cultural. Desde la experiencia de la gestión privada de productos culturales, han coincidido en apuntar que hacen falta nuevas sinergias entre los propios actores de la cultura, los posibles mecenas y la planificación de las políticas públicas de promoción y apoyo al sector. Se ha puesto sobre  la mesa la necesidad de buscar las fórmulas para llegar al consumidor de los contenidos creativos, y también la necesidad de que la administración asuma la inversión en Cultura como una inversión en futuro.


La voz de Ludmila Mercerón ha puesto el broche perfecto a esta jornada cultural con su concierto  “Canción Mujer”. Por parte de la organización, se ha destacado la alta participación con la que ha contado esta convocatoria, que ha contado en su inauguración con Javier Lambán, Secretario General del PSOE y candidato a la Presidencia de Aragón 2015, junto a Alfredo Arola, nuevo presidente de la Fundación María Domínguez.

No hay comentarios: