sábado, 15 de marzo de 2014

Unas pinceladas sobre los tres duendes creativos de Menudas Artes: Iguazel Elhombre, Lord Sassafras y David Martinez



Los artistas de Menudas Artes son tres genios, muy simpáticos y muy especiales, que adoran todo lo que tiene que ver con la imaginación. Sus cabecitas no paran de crear y crear y les encanta compartir lo que hacen. Por eso, y porque les gusta la gente menuda, se han unido a la propuesta de IdeasAmares para hacer realidad esta Colonia Urbana diferente y única que cautivará a los pequeños y hará morderse las uñas de envidia a los mayores.

¿Queréis conocer un poco más a estos tres duendecillos de las artes? Podéis hacerlo entrando a la web www.menudasartes.com pero, para los perezosos, os servimos un pequeño aperitivo.


Jordi  es un poco piratilla. Por eso su nombre artístico, Lors Sassafras, se lo inspiraron el sol del Caribe y los corsarios. Sí, sí, y quien quiera saber más, que se apunte a la Colonia y lo descubrirá.

Lo suyo es amor a la música auténtico. Le gusta crearla y compartirla y, como le encanta viajar, se ha inspirado en todos los países y consigue unas mezclas que te dejan con la boca y las orejas abiertas.

David no tiene nombre artístico (de momento). Normal, porque haciendo tantas cosas:  escultura, video, diseño gráfico, ilustración, escenografía, pintura mural, artes escénicas, dirección artística, y música no le ha dado tiempo.

Aunque parece muy serio, no os fiéis, en el momento en el que coge los bártulos para crear, se divierte tanto que contagia a todo el que está a su alrededor. Ah ¡y le gusta mucho mancharse! Así que la diversión para los menudos está asegurada.

Y la reina de Menudas Artes es nuestra palabrista, que además de tener nombre original y bonito es simpática hasta decir basta.

Iguazel sabe contar historias como nadie y, por supuesto, escribirlas. Cuando estás con ella te cautiva su forma de hablar. ¡Normal! Escribe, lee y habla y habla desde que era muy pequeña, así que tiene mucha práctica.


Con ella las aventuras y el entretenimiento están garantizados porque, utilizando sus propias palabras, alberga un chiste en la recámara del frenillo de la lengua por si tiene que demostrar que es divertida.

No hay comentarios: