lunes, 4 de noviembre de 2013

La XXVII edición del Rastrillo Aragón cierra sus puertas con un gran éxito de participación y recaudación

La sociedad zaragozana se vuelca un año más con el Rastrillo Aragón y sus objetivos de incrementar programas sociales de empleo y vivienda para quienes más lo necesitan.

Los stands del Rastrillo Aragón ya se han cerrado. Los voluntarios y voluntarias de la Fundación Federico Ozanam lo han dado todo estos días para que esta cita solidaria vuelva cerrarse con sus objetivos sociales conseguidos, que este año son recaudar fondos para programas de empleo y vivienda para quienes más lo necesitan. 

La cifra recaudada este año ha sido 589.303 euros, un auténtico récord que Enrique Santamaría, Presidente de la Fundación, agradece a la sociedad zaragozana que todos los años se vuelca con la causa del rastrillo, en total más de 100.000 visitantes han contribuido con sus compras a esta cifra "lo que demuestra una colaboración extraordinaria de la ciudadanía, que se hace notar más si cabe en estos tiempos tan dicíficiles, y que, desde luego, es un apoyo importantísimo para hacer posibles muchos e importantes programas sociales que desarrollamos desde la fundación".

De hecho, desde Ozanam se subraya que ante la actual coyuntura económica es prioritario complementar las actuaciones públicas, ampliando la oferta formativa y de cualificación para el empleo dirigida a aquellas personas con más dificultades en estos momentos. Como ejemplo de la acción social que la entidad abandera en materia de vivienda, la Fundación Federico Ozanam cuenta con 30 viviendas de alquiler social, cuyo precio está entre 75 y 200 €, en función de la situación de cada familia.
Además, 9 viviendas se destinan para situaciones temporales de familias que se quedan sin ningún tipo de ingreso. Y a estas actuaciones hay que añadir la gestión de la Residencia CAI-Torrevirreina, que ofrece alojamiento temporal y manutención a un bajo coste para personas que disponen de escasos recursos económicos. Además, fruto de la colaboración con la Obra Social de IberCaja, la bolsa de alquiler de viviendas Llaves Solidarias ofrece garantías de cobro y mediación entre propietarios e inquilinos y desde su nacimiento en 2003 ha dado hogar a más de 1.900 personas.

Por otra parte, los programas de empleo de la Fundación Federico Ozanam tienen como objeto mejorar las condiciones de empleabilidad y/o cualificación profesional, en función de las necesidades de cada persona. Los destinatarios son desempleados, especialmente los de larga duración y con más dificultades para afrontar la situación de paro. Para ello, se elabora un itinerario integral de inserción que combina servicios como la orientación profesional, la mejora de competencias personales, profesionales y técnicas, la formación para el empleo, la prospección empresarial, y el apoyo y seguimiento a la inserción laboral para el mantenimiento del empleo. 

Durante los últimos 12 meses se lograron superar con creces los objetivos del 35% de inserción laboral, llegando a una media del 65%. Además, desde la Agencia de colocación Ozanam el año pasado Ozanam consiguió cubrir más de 600 ofertas de trabajo, y atendió a 4.700 personas.

Hoy mismo, tras el Rastrillo 2013, la cadena solidaria volverá a ponerse a pleno rendimiento para convertirse en oportunidades para quienes más lo necesitan. 

En nombre de la Fundación Federico Ozanam, GRACIAS y ¡hasta pronto!