martes, 19 de junio de 2012

Los profesionales de atención temprana ponen en valor los aspectos psicológicos y sociales de la familia de los niños con discapacidad o enfermedades crónicas

"No es lo mismo tener que cuidar mucho, que tener que cuidar poco", planteaba esta mañana el profesor José Navarro Góngora, de la Universidad de Salamanca, para introducir nuevos enfoques sobre la atención a las familias, en la primera sesión de las jornadas "Familia, Discapacidad y atención temprana". Dar la vuelta a los paradigmas y buscar nuevas formas de intervenir con las familias de personas con discapacidad o afectadas por enfermedades crónicas, es el valor añadido e innovador que quieren ofrecer a los profesionales de atención temprana en Aragón, estas jornadas organizadas por la Fundación Genes y Gentes, patrocinadas por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales y en colaboración con Obra Social de Caja Inmaculada. El curso intensivo, que continuará mañana, se celebra en el Centro Joaquín Roncal de la Fundación CAI-ASC, con la participación de más de 100 profesionales de la red aragonesa de centros de atención temprana, públicos y concertados. Imparten las sesiones formativas dos reconocidos terapeutas especializados en el trabajo con familias: José Navarro Góngora, profesor titular de Psicología de la Universidad de Salamanca y de la Universidad de Jyväskylä (Finlandia); y Lola Fatás, psicóloga y psicoterapeuta, profesora del Máster Terapia Familiar e Intervención Sistémica de la Universidad de Zaragoza.
Teresa Mosquera, Directora Provincial del IASS de Zaragoza e Isaías Zarazaga, presidente de la Fundación Genes y Gentes han inaugurado esta mañana las jornadas. La sesión de hoy, a cargo del profesor Navarro Góngora, ha abordado los problemas psicosociales más comunes en las familias que tienen a su cargo un menor con discapacidad o en situación de riesgo de discapacidad. Su objetivo ha sido proporcionar conocimientos y experiencias sobre fórmulas de intervención con familias con personas con enfermedades crónicas. Para ello, ha centrado la atención en el impacto de la enfermedad crónica en la familia y los distintos niveles de intervención (centros hospitalarios, grupos de auto-ayuda, servicios de salud mental y servicios sociales), así como el enfoque en situaciones agudas y críticas. Los asistentes han participado en dinámicas de role-playing, a partir de la grabación de una atención familiar realizada ayer mismo en Zaragoza.
Mañana miércoles, la psicoterapeuta Lola Fatás abordará el impacto de la discapacidad en el bienestar, la organización y el funcionamiento de las familias. Expondrá el papel del apego como factor mediador en la adaptación y en el desarrollo del niño. La clave será priorizar la comprensión de la familia, el impacto de la discapacidad: aceptación, adaptación y reacciones más frecuentes, así como la evaluación de la familia, su estructura y organización, dificultades y recursos. En este sentido, será novedosa consideración del vínculo afectivo y tipos de apego en el niño y el adulto, extendiéndolo incluso al profesional, como figura de apego para intervenir más eficazmente y favorecer la implicación positiva de la familia.

OFICINA DE PRENSA: IDEASAMARES – 679 18 52 67

No hay comentarios: