jueves, 24 de mayo de 2012

El proyecto europeo Rehabitat dibuja en Zaragoza su ciudad ideal

Técnicos y autoridades de Touluse, Aureilhan, Bilbao, Cataluña y Zaragoza han valorado muy positivamente para Francia y España los tres años de colaboración que ha supuesto el proyecto Rehabitat para el intercambio de experiencias urbanísticas y sociales entre estos cinco territorios. Hoy todos se han puesto en la piel de todos, han participado en dinámicas de grupo que les ha hecho formar parte de barrios de distintos colores para dibujar entre todos la ciudad ideal. Y las conclusiones han sido: para el éxito de un proyecto ejemplar, como ha sido la iniciativa Rehabitat, ha sido determinante la financiación, los recursos humanos, la coordinación y confianza de la administración con los vecinos y viceversa, y también se ha puesto sobre la mesa, la importancia de la continuidad. Precisamente, cuando concluyen tres años de cooperación internacional en torno a este proyecto, autoridades y técnicos han coincidido y se han comprometido a mantener vivo el intercambio de experiencias. Y todo ello, con el aliciente, de que el Consorcio de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos anunció ayer que habría nuevas oportunidades de cooperación para el 2014-2020.

En la clausura del seminario final del proyecto Rehabitat, Nardo Torguet, Director Gerente de la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda, y José Ignacio Senao, concejal presidente de la Junta de Distrito de Oliver han coincidido al destacar que los cinco socios del proyecto se han volcado con el mismo entusiasmo en el trabajo en equipo, lo que ha garantizado los buenos resultados del proyecto. La escala humana de la intervención urbanística ha sido el factor más destacado y valorado como aportación esencial del Rehabitat para aplicar a nuevos planes de renovación urbana. Urbanismo y humanismo, como las buenas relaciones que se han hecho notar entre los equipos técnicos de las cinco ciudades que esta mañana se han despedido con el deseo de reencontrarse pronto en nuevos retos de urbanismo social transfronterizo.

No hay comentarios: