viernes, 28 de enero de 2011

Esta convocatoria nos quema en las manos: El 3 de febrero, Pingaliraina se "autoinmolará"

Queridos amigos:
Desde IDEASAMARES os hacemos llegar esta pirómana convocatoria de teatro Pingaliraina, compañía de la que, hasta que las llamas nos separen, venimos siendo su oficina de prensa. Cumpliendo sus últimas voluntades, os remitimos su invitación, tal y como nos la han comunicado, creemos que sumidos en una profunda depresión (que por otra parte, no nos extraña, a la vista de todos los que hemos visto que están dispuestos a echar leña al fuego...)

El 3 de febrero, Pingaliraina se autoinmolará
La compañía se someterá a un juicio en el que comparecerán como acusadores y testigos varios de los muchos colaboradores con los que ha contado a lo largo de sus 16 años de teatral historia: Fernando Lalana, Mariano Cariñena, Daniel Nésquens, José Luis Corral, Mariano Anós …

Día: Jueves, 3 de febrero de 2011
Hora: 20.30 HORAS
Lugar: Solar del Jardín colgante, C/San Blas 96, al lado del centro de Salud
Asistirán: numerosos pirómanos de las artes y las letras

"De jóvenes pensábamos que el arte era capaz de cambiar el mundo y de hacerlo más habitable. Y ahora, menos jóvenes, vemos que si algo cambia es a peor. Así que, desalentados por el rumbo de las cosas, de la crisis de la cultura, del desconcierto de la sociedad, de la decadencia de nuestras cuentas e inversiones, del deterioro del medio ambiente, de la inaccesibilidad de los paraísos fiscales, en fin, de casi todo, y aburridos de nuestra propia mediocridad artística, Pingaliraina se va a autoinmolar el 3 de febrero, en un solar del casco viejo de Zaragoza.
Sabedores de ello, varios de nuestros antiguos colaboradores han manifestado su absoluta aprobación de tal iniciativa. Y de hecho, algunos de ellos (Fernando Lalana, Daniel Nesquens, Mariano Anós, José Luis Corral, …) han manifestado su intención de acercarse a ese solar del casco viejo zaragozano para tener la ocasión de despedirse adecuadamente de nuestra agonizante compañía Pingaliraina en ese momento de su desaparición definitiva; es decir, para decirnos sin tapujos lo que realmente piensan de nosotros. Y, por lo que vamos recibiendo en nuestro correo, los piropos no abundan. Alguno de ellos habla incluso de quemar públicamente algún objeto que simbolice olvidar definitivamente su antigua colaboración.
Ya puestos, os invitamos a acudir a todos, que de perdidos, al fuego
."

No hay comentarios: